viernes, 20 de noviembre de 2009

"No me niegues tus besos"


Imagino tus besos,
pues son sagrados
a mi, tu fiel amante,
me son negados.
Dices que mia es tu mirada
iluminada al verme.
Mias tus manos grandes, fuertes
Mio tu cuerpo sobre el mio,
macho caliente.
Tus movimientos rapidos, lentos;
tu aliento y deseo ardiente.
Y hago mio tu nombre
en medio del extasis susurrado
como oracion, como confesion,
que al cielo me ha transportado.
Mio todo menos tu boca
que tan apenas me roza.
Tu mas preciado tesoro,
a mi me queda vedado.
Dices que soy solo tuya,
mientras que yo te comparto
Contigo de noche me acuesto,
pero sola me levanto.
Mas a pesar de todo,
de casi nada me quejo
tan solo tus besos demando.
¿Acaso tu corazon, teme verse involucrado?.
Hoy antes de marcharte,
creyendome dormida,
te aferraste a mis labios,
senti el sabor de tu saliva.
Abri los ojos
y tu lengua se enredo en la mia
Crei que estaba soñando,
crei que me moria.
Fue el primer y ultimo beso:
despues de eso,
te perderia:
jamas volvi a verte:
pero al menos me diste un beso,
el beso que me debias.

autora: M. Pilar Gil Benito

domingo, 25 de octubre de 2009

"Mi castigo"



Existe mayor castigo, mayor condena,
que la de no poder verte, tenerte cerca:
calle oscura de una sola direccion
por la que me adentro lentamente;
Paro, giro, contemplo la luz del exterior;
mientras tu... aguardas paciente en una esquina,en un rincon.
a que me rinda, en este vaiven de indecision.
Y sigo caminando entre flores y charcos,
pierdo el equilibrio caigo, me levanto.
Tiendes tu mano.
me pides que deposite toda mi confianza
exijes demasiado.
Molde de barro con el que di forma a tu cuerpo y a tu rostro.
Mas a veces me pregunto si existes o eres tan solo una vision.
Mi venerado caballero, mi dueño absoluto, mi amo:
escaso precio pagado por tan bella inspiracion.
No me dejas ir,yo me resisto a dejarte marchar:
aun asi, mido mis pasos o me dejo llevar
absurda y divina contradiccion,
Existe mayor condena,que desearte y no tenerte conmigo.
Despierto en mitad de la noche
atragantada de palabras
me siento,escribo:
LLeno de alma papeles vacios.
Y tu me hablas de castigo.

autora: M. Pilar Gil Benito

"Cautiva"


Cautiva en esta habitacion
sin puertas ni ventanas.
de paredes que parecen cerrarse ante mi
de horas que no pasan.
De tu rostro que aparece,
cada vez que cierro los ojos e intento dormir.
De esta cama fria y vacia,
en la que me encuentro atrapada.
De esta carcel de deseo que construiste.
De noches en vela acariciando mi cuerpo,
anhelando tenerte dentro.
Cautiva de esperanzas, de consuelo,
de tu fantasma, de tu recuerdo.
De este silencio que tortura y mata.
No se que soy para ti
que lugar ocupo en tu alma
la verdad es que no importa.
con tu presencia me basta.
En esta lenta agonia,
que es esperar tu llegada.
Postrada en mi lecho seguire,
Desnuda y llena de ganas.

autora: M. Pilar Gil Benito

"Sumisa insumisa"



Hoy he probado el dulce veneno de tus exigencias,
y he tenido que contener mis ganas de ti.
Como bebedor que arroja su botella al mar
Peligroso licor que engancha al infierno arrastras, eres tu.
Demonio que provee a mis fantasias de mas sustento,
del que soy capaz de albergar.
Amo y señor de mi voluble voluntad.
Quisiste convertirme en juguete a control remoto.
Presa facil de humillaciones para ti placenteras,
a las que me invitaste para deleitarme tambien con ellas
gotas de miel amarga recorriendo mi cuerpo.
dulces palabras de chocolate y mano dura.
Poder que confunde una debil mente,
hasta llevarla a la locura.
jugosa y tentadora manzana
que mi boca ansia y teme morder a la vez
No quiero ser tu sumisa, tu esclava
o si .......pero no...... no se.......
dificil y facil dilema, que de mi depende.
Tu has trazado ya el camino al abismo.
Sutil amante a distancia que excita prohibidos caprichos.
Caballero y verdugo.
Conquistador, torturador.
Perfido encanto.
Baron de doble moral.
¿Que eres en realidad?
Mi perdicion sin duda.
Asi que antes de perder la cordura,
me desato de tus invisibles amarras y te digo.......
quizas en otra vida.
Que si continuara contigo
esta la tengo perdida.

autora: M. Pilar Gil Benito

¿Me das tu permiso para amarte?


¿Me das tu permiso para amarte?.
En realidad me lo otorgo.
Me doy licencia para observarte mientras conversas lenta. pausadamente.
Te observo en la distancia meticulosamente sin perder detalle
Admiro en silencio tu belleza la que veo, la que percibo.
Sigo el compas de tus latidos, de tu tono de voz, de tus cuidadas palabras
Me gustaria tanto poder acariciar ese rostro amable con manos de seda.
Sentir cada rinconcito con los ojos cerrados
pues lo conozco tan bien!
Rozas mi mano sin querer, sin darte cuenta de lo que consigues.
El interruptor que mi cuerpo necesita para encenderse.
Que poco hace falta para alimentar esto que siento.
Y que tanto me das al mismo tiempo sin saberlo
Te dirijes a mi y tengo que fingir, tratar que no se note
Me convierto en transparente tan desnuda ante ti, ante el resto de la gente
Me otorgo el placer de tu sonrisa diaria,
de tu pelo bien acicalado, de tu colonia, de tu corbata
de tus comentarios en voz baja.
Conozco tu ropa aunque nunca vi tu armario.
Se lo que vas a decir aunque no me meta dentro de tu cabeza.
La forma en que vas a contestar el telefono antes de que suene-
la dulzura de tus pensamientos en alguien que ha vivido tanto.
La contundencia de tus acciones. la seguridad de tus decisiones.
Tengo la patente de tu persona aunque no lo sepas.
Aunque otras mujeres altivas pasen por mi lado y por tu vida.
Sintiendo, disfrutando, viviendo, lo que a mi me gustaria
pero creo que seguire aqui escondida tomandome la libertad....
de amarte en soledad
De repente ocurre.
Salimos juntos como de costumbre.
¿Algo te perturba?
¿Que se me paso desapercibido?
Duda duda duda.
Te dirijes a mi por mi nombre
¡Dios que dulce suena de tus labios!
Tras un breve silencio me preguntas:
¿Me acompañas a cenar? Seria un placer para mi
Sonrio como nunca lo hize antes mientras contesto que si
y me digo......
ya no necesito tu permiso.

autora: M. Pilar Gil Benito